[ Página Principal ]

Image28637 1
TAROT EVOLUTIVO Y TERAPÉUTICO

No podemos negar que el Tarot es conocido popularmente como una de las mancias adivinatorias por excelencia. Sin embargo, más allá del oráculo encierra una gran sabiduría.

Si logramos dejar a un lado los prejuicios y nos acercamos al Tarot sin convencionalismos, nos encontramos con una herramienta terapéutica, que nos puede servir de ayuda en nuestro camino de autodescubrimiento, crecimiento personal y espiritual.

¿Por qué se recurre más al enfoque adivinatorio del Tarot ?

Cuando atravesamos una etapa difícil, es normal buscar desesperadamente consuelo. Apoyarnos en alguien nos oriente y nos tranquilice. Necesitamos encontrar respuesta que nos dé la razón, que nos anime a seguir adelante y que mantenga viva la esperanza de que la próxima vez, las cosas irán mejor.

Y es que, una persona que está sufriendo es capaz de hacer cualquier cosa con tal de escuchar lo que necesita escuchar, y en el caso que nos compete, se recurre al Tarot en su vertiente más popular, como un oráculo, esperando que nos den un atisbo de esperanza para seguir adelante.

En definitiva, ante un conflicto emocional, necesitamos paliar la ansiedad, necesitamos una respuesta rápida que de solución a lo que sucede.

Esta alternativa, es válida durante un tiempo siempre que nos ayude a canalizar nuestras emociones, pero hay un momento en el camino donde no son suficientes los parches.

Cuando empezamos a comprender que las cosas no van a solucionarse por “arte de magia” y sentimos que es momento de empezar a buscar dentro de uno mismo las respuestas, entonces el Tarot se convierte en una herramienta que nos servirá de gran ayuda en nuestro camino de autodescubrimiento y enriquecimiento interior.

Pero, ¿cómo puede ayudarnos el Tarot en su aplicación terapéutica?

Con el enfoque terapéutico del Tarot, podemos comprender el origen emocional, mental y espiritual de las situaciones o conflictos que nos generan sufrimiento. Conseguiremos tomar conciencia de los motivos por los cuáles se han ido formando, y cuál es el patrón que los mantiene en este momento en nuestra vida.

Además, también tendremos la oportunidad de examinar qué heridas del pasado pueden estar influyendo en nuestro presente y limitan nuestro bienestar.

El Tarot nos habla a través del lenguaje del inconsciente. Esto significa que, igual que en nuestros sueños, las imágenes del Tarot se presentan de manera simbólica y actúan como un espejo donde nos vemos reflejados al desnudo, sin máscaras.

El Tarot, trabajado desde este enfoque evolutivo, nos ayuda a tomar conciencia de aquellos procesos internos, patrones y/o pautas que nos bloquean y nos impiden avanzar.

Con esta aplicación podemos hacer introspección y tomar decisiones para reconectar con nuestra esencia. En realidad todos tenemos las respuestas dentro de nosotros, solo que no siempre podemos verlas porque no somos conscientes de ellas (o no queremos serlo).

El Tarot en este sentido actúa como un mapa simbólico que nos presenta las diferentes vías, e hipótesis de porqué nos encontramos así, aquí y ahora, y nos aporta claridad para que actuemos y formemos parte activa de nuestra propia transformación interna.

Este cambio se produce cuando reconocemos nuestras creencias limitantes, las emociones aún no procesadas o aquellas mal aspectadas y su dimensión espiritual.

Por supuesto para que esa transformación sea real, y por tanto, que se mantenga en el tiempo, es necesario aceptar los mensajes e integrarlos. No siempre se está dispuesto a indagar en las profundidades de nuestro ser, pues es algo que abruma y asusta, y la mayoría de las veces, con tal de evitar enfrentarnos a ello somos capaces de hacer cualquier cosa, por absurda que llegue a parecer.

Sean cuales sean nuestras circunstancias presentes, es necesario aprender a vivir con ellas, y para que esto sea posible el primer paso es dejar de negar lo que sucede y empezar a comprenderlo para cambiar el enfoque.

Es un proceso complicado, ya que, como sabemos, cuando una situación nos provoca sufrimiento, tendemos a bloquearnos y enredarnos en un eterno bucle que alimenta nuestro dolor emocional.

¿Y si en vez de alimentar la sensación angustiosa que estamos experimentando, nos preguntarnos qué está pasando en mi vida y qué estoy haciendo yo que me lleva a estar así, aquí y ahora?

Solo si estamos dispuestos a bucear en la profundidad de nuestra alma, ver nuestras sombras, y darles luz podemos empezar un nuevo y verdadero camino de autoconocimiento y enriquecimiento interior.
Al final, la implicación personal y las decisiones son nuestras, y de nadie más. En nosotros estará poder avanzar, retroceder o seguir en el mismo punto desde el que partimos. Tú decides dónde quieres estar.

angelloveron@gmail.com

[ PAGINA PRINCIPAL ]

pacman, rainbows, and roller s