[ Página Principal ]

Image27554 1
INTRODUCCION
¿QUE ES LA TAROLOGIA?

Siempre hemos oído hablar de las cartas del Tarot y de las personas que hacen uso de ellas como Tarotistas. Pero también existe otro termino que quizás no sea tan conocido. Hablamos de la Tarología, el estudio del Tarot pero con una aplicación terapéutica, de autoconocimiento, crecimiento personal y sanación. Y es que aunque en un principio pueda parecer que no hay ninguna diferencia entre una cosa y la otra, la Tarología no pretende predecir el futuro, sino hablar del presente.

En este caso, el experto que hace uso de las cartas del Tarot se llama Tarólogo y es el encargado de ayudar a aquella persona que se le acerque mediante las cartas pero, también mediante sus conocimientos universales. Y es que la Tarología sirve para que el consultante pueda relacionarse consigo mismo a un nivel más profundo y menos racional ya que de esta manera puede acceder a aspectos que se encuentran escondidos en su subconsciente.

El Tarólogo en la interpretación de los simbolos en la lámina del Tarot

Las cartas actúan como intermediarias entre el Tarólogo y el consultante ya que gracias a determinadas cartas que el Tarólogo a seleccionado o el consultante a elegido se crea un diálogo. De esta forma, las dos personas hacen una lectura conjunta de las imágenes de los Arcanos consiguiendo comprender lo que el subconsciente esconde. El Tarólogo sabe lo importante que es la proyección en el autoconocimiento y de la importancia que tiene esto en el Tarot ya que sabe que toda imagen despierta en nosotros lo que ya esta en nosotros.



Gracias a la Tarologia es el propio individuo el que va descubriendo que siente y que hacer para mejorar su situación. Sus miedo, problemas, inquietudes se transforman ya que a conseguido cambiar su perspectiva, es decir, una nueva visión de las cosas le ayudara a llevar a cabo la transformación. Por eso, es muy importante que el Tarólogo tenga cualidades como la empatía, la capacidad de observación, intuición para poder guiar al consultante.

Pero lo que es importante, ya sea en una tirada del Tarot como en una sesión de Tarología, es que se use el Tarot con respeto, ética y profesionalidad. Por eso, para llegar a ser un buen profesional son esenciales las horas de estudio y la práctica

MISIÓN:


Facilitar que las personas encuentren valoren y disfruten del camino de la vida, emprendan y puedan vivir su sueño convirtiéndolo en un mejoramiento de experiencia plena y muy satisfactoria para ellos

VISIÓN:


Ser siempre muy ocupados de nuestros clientes, dedicados para su prosperidad, que crean en ellos y que emprendan con éxito.

VALORES:

•Contribución: ser prósperos debe ir encaminado como fin último para una contribución al mundo de mayor calidad

•Compartir: se está acabando el competir. El compartir tiene la clave de generar sinergias y de avanzar

•Fluir: si sentimos que nos esforzamos demasiado, no lo estamos haciendo bien. Busquemos el fluir

•Calidad de vida: solo si tenemos calidad de vida podemos hacer buen coaching, pues nuestro foco de atención se centra en el cliente y no en nuestras necesidades sin cubrir

•Equilibrio: buscarlo en nuestra actividad profesional y nuestra vida personal, aunque al final se funden en uno

•Trabajar inteligentemente: hacer menos consiguiendo más, usando y mejorando nuestras estrategias

•Tener tiempo: siempre para lo importante

•Pasión: disfrutar al máximo con lo que hacemos y si no, ir cambiando cosas hasta lograrlo

•Asumir riesgos: el riesgo es solo una manera de verlo. Nosotros lo convertimos en una aventura de descubrimiento

•Resistencia: saber perseverar con inteligencia, hasta lograr lo que nos proponemos

Comodidad en la incertidumbre: emprender es aceptar y disfrutar de la incertidumbre, que es donde se hayan las oportunidades.

EL TAROT: UN SABIO CONSEJERO

Es un sistema de conocimiento. Es un mapa de ruta, un gran libro sin palabras pero con imágenes que sugieren ideas y contenidos. Para algunas personas es un método de previsión y adivinación o una manera de tener todas las situaciones (al menos aquellas que se consideran más importantes) bajo control. Para otras es una manera de calmar la ansiedad que les genera asomarse al futuro. También es una forma de conocerse y reflexionar, una vía de exploración interior. Incluso hay quien lo suele utilizar como instrumento de sanación. Al igual que los sueños, este sistema de conocimiento es una forma de dar cuerpo, voz y voto a nuestro vasto inconsciente. 

El Tarot es un motor que puede ponernos en marcha. Es una lupa que ayuda a ver la letra pequeña de cada momento vital. Es una vía para escuchar al mejor consejero que tenemos: nosotros mismos. Es una escuela de vida, una manera de estudiar la vida, una filosofía, un puente que nos une a lo más sagrado. Es un estímulo que abre el campo de la conciencia y hace que los elementos más inconscientes se revelen ante nuestros ojos. Es una forma de tener los pies en la tierra y echar raíces. Es una máquina de imaginar. Es una manera de tocar el cielo con las manos. Es una ayuda, un reto y un desafío.El Tarot es todo eso y mucho más. Es una práctica herramienta y sus resultados dependen de cómo lo vayamos a utilizar. 


Cuentan que un humano perdió su camino una, dos y mil veces. Cada vez que se perdía, los dioses le enseñaban algo nuevo. Con el tiempo se perdió tantas veces que se volvió sabio. Cuando finalmente encontró su camino, fue tan feliz que quiso compartir cuanto sabía con el resto del mundo. Entonces se puso a escribir un libro, pero pronto descubrió que no podía enseñar nada. Lo único que había aprendido durante todo ese tiempo era el derecho que cada uno tiene a equivocarse y encontrar su camino. Los dioses le sonrieron con gran misericordia y le enviaron hermosos sueños para que los compartiera con otros humanos que quisieran escuchar lo más sagrado. Cada uno de los sueños estaba compuesto por una y mil imágenes. Todas ellas conforman el Tarot.


"El Tarot es una verdadera máquina filosófica que detiene el vagabundeo de la mente, dejándole su iniciativa y libertad; es la matemática aplicada al absoluto, la alianza entre lo positivo y el ideal, una serie de pensamientos, exactos como números; tal vez la concepción más simple y amplia realizada por el genio humano..."

(Eliphas Levi, famoso ocultista francés del siglo XIX)


"Esas cartas forman un libro sagrado de todas las ideas absolutas y concretas contempladas por todas las ciencias sacerdotales. En cada combinación del Tarot existe una respuesta filosófica y numérica, capaz de poner de manifiesto las más recónditas verdades...

" (Julián Kremmerz, autor de libros sobre el Tarot)



Para acercarse a la adivinación con las cartas del Tarot, es necesario conocer las ocho reglas fundamentales:

Primera y absoluta: Adquirir confianza con las cartas del Tarot, procurando manipularlas diariamente, sin pretender predecir nada, simplemente tocándolas una a una, barajándolas y guardándolas luego en un lugar (a ser posible, siempre el mismo) al que sólo tenga acceso el dueño. Conviene evitar que nadie más las toque, ya que pueden contaminarse con eventuales energías negativas.

Segunda: Sólo se debe consultar cuando realmente uno se encuentra en completa sintonía mental y corporal con las cartas; que se sientan como algo vivo.

Tercera: Se debe procurar que el ambiente en el que se realice la consulta esté apartado de ruidos, música, luz excesiva y colores muy vivos; así como que haya pocas personas presentes en ese momento.

Cuarta: Cuanto más se lea acerca del Tarot, mejores serán las interpretaciones; aunque, la clave sólo se halla de una forma empírica.

Quinta: Ser siempre honesto al plantear las preguntas.

Sexta: No hay un modo establecido para barajar las cartas, ya que el resultado será el mismo.

Séptima: Hay que respetar al máximo el Tarot y no utilizarlo por puro capricho, como forma de matar el tiempo, ya que se rebelaría y daría respuestas inadecuadas.

Octava: El significado de las cartas varía según se lean al derecho o al revés.

Dudas respecto al Tarot?Esto refleja mitos transmitidos durante cientos de años, debido a la ignorancia acerca de lo que el Tarot es realmente (un medio de auto conocimiento y crecimiento interno) y la inevitable relación que se establece con la magia y la hechicería. Tal relación ya es inconsciente y una herencia de la época de la Inquisición, cuando se condenaba todo aquello que diera una explicación del mundo fuera de la corriente establecida por los medios "oficiales"; es decir, religiosos o con el aval de la jerarquía religiosa. Algunas de las dudas más frecuentes son:

¿Es "pecado" leerse el Tarot?

El Tarot no es religión ni va en contra de ella. Es un sistema simbólico que nos permite entender, a través de pautas psicológicas, nuestra actitud para enfrentar las circunstancias, los recursos de que disponemos, los "escenarios" de nuestra vida y su tendencia. No hay "pecado" en indagar los mecanismos de la mente y yo veo en el Tarot una suerte de test proyectivo que, unido a la intuición, llega a ciertas conclusiones orientadoras difíciles de lograr por otros medios.

¿Cualquier persona se puede leer el Tarot?

Por supuesto. No hay discriminación de sexo, edad, nivel educativo, ni de ningún tipo, salvo las limitaciones que imponen la prudencia y el sentido común. Cuando se trata de personas muy jóvenes, inmaduras o impresionables, es necesario enfocarse en la orientación más que en la predicción y evitar preguntas deterministas que le impidan decidir por sí mismas. Ejemplo: en vez de ¿Debo estudiar medicina?, preguntar ¿Qué aptitudes tengo para desempañarme como médico?; cambiar ¿Acepto el empleo en la empresa X?, por ¿Cómo sería mi rendimiento en el empleo que me ofrece la empresa X? En síntesis: responder con claridad pero sin influir en las decisiones del consultante.

¿Qué se le puede preguntar al Tarot?

Decía Eliphas Lévi: "La única limitación del Tarot está en quien lo lee". Pero, además, hay implícita una cuestión de ética: El Tarot no tiene límites temáticos, ni de espacio ni tiempo; pero no se puede preguntar sobre aquello que no nos ataña directamente. Podemos preguntar sobre cualquier tema que sea de nuestra incumbencia, hacer cualquier pregunta cuya respuesta sea "útil" y "digna". Preguntar sobre otras personas (sea el hijo, el mejor amigo, el jefe o la esposa), si el asunto no nos compete, nos convierte en impertinentes, indiscretos y hasta insidiosos. A veces el Tarot nos indica algo que no era el centro de la pregunta, pero resulta de gran ayuda para resolver el problema planteado o es una información que, sin buscarla, se nos proporciona para que hagamos algo al respecto. La condición que debemos tener en cuenta es que la pregunta refleje lo que la persona necesita saber y que la respuesta no interfiera en su vida, sino que lo ayude a ver más claro el panorama.

¿Se puede ver el futuro mediante el Tarot?

Nuestros actos del pasado y del presente señalan nuestro futuro. En la medida en que el tarotista entra en contacto con el pasado y el presente del consultante, tiene la posibilidad de "visualizar" las tendencias de su vida. Pero ese futuro está en manos de la persona y dependerá de su nivel de conciencia y de su toma de decisiones. El futuro no está escrito de manera inexorable. Tenemos un "guión" que cumplir, pero nosotros decidimos cómo hacerlo. Cada uno construye su futuro, como co-creador de su destino que es.

¿Puede el Tarot transmitir energías negativas?




Muchos parten de la idea del Tarot como un "portal dimensional" con el más allá, o como un medio para penetrar en fuerzas desconocidas. Esta actitud seguramente hará a la persona sentirse amenazada y predispuesta, lo cual desencadenará una actitud defensiva y de "sospecha" hacia sus orientaciones. Tal situación es verdaderamente inquietante e intimidante y de esa manera ¡claro que nos cargaremos de negatividad!.

Sin embargo, acudir a una consulta de Tarot puede ser parecido a visitar a un amigo o a un psicólogo. Muchas personas (¡incluso psicólogos!) me han dicho: "¡El Tarot me ha resultado una buena terapia!". Al abrirnos a ser reconocidos y orientados mediante el Tarot sentimos que hemos compartido acerca de nuestras inquietudes con "alguien que nos conoce", aún cuando sea el primer encuentro. Y es porque él, como un espejo, no ha hecho más que reflejarnos tal cual somos.


El aprendizaje Del Tarot

Lo primero que se debe hacer es comprar una baraja del tarot, no importa el tipo de tarot que sea, la gran mayoría de ellos tiene un libro informativo con un tipo o dos de lectura y los significados y simbología de las barajas, debemos leerlo todo para comprender el tarot, después de comprender la simbología del mismo es mucho mas fácil aprender los significados. La información debe de leerse a conciencia, resaltando todo aquello que nos llame la atención o las palabras "clave" que nos ayuden a retener con más facilidad el texto. Cuando leamos el significado de una carta, es importante sacar esa carta de la baraja que hayamos comprado, y observarla detenidamente mientras aprendemos su interpretación. Y esto es solo el principio. Ya que sabemos los significados y su simbología debemos investigar en todos los lugares que podamos mas información respecto a nuestro tarot, ya que mientras mas sepamos de el y de como fue creado y para que, el se portara mejor con nosotros diciéndonos todo lo que necesitamos saber.

Los libros

Es muy usual que los significados de las cartas cambien según el autor del libro o la fuente de la que proviene la información. Esto no indica que uno o todos estén equivocados, sólo demuestra que a lo largo del tiempo y de la experiencia de aquellos que han escrito esas informaciones, resultaron esos significados y no otros, igual que a tí, mientras aprendes, mientras observas las cartas o ejecutas tus habilidades una vez las has aprendido, puedes encontrarte conque una carta te dice algo que no mostraban los libros, y entonces te cambia el significado. Así, si en cada tirada que haces esa carta vuelve a decirte lo mismo, acabas intuyendo algo distinto a lo que aprendiste. Todo es cuestión de experiencia, práctica, y muchísima intuición. Las cartas son una llave de paso, y cada cual las puede sentir de una manera distinta. Por ello es necesario leer varios libros, buscar diversa información, resumir, resaltar, descartar, y luego llegar nosotros a una conclusión. Aquí viene una parte algo más difícil de la iniciación a la cartomancia, puesto que debemos sacar de nosotros la intuición para clarificar las ideas.

La recomendación para resolver este primer obstáculo es:

Documentarse lo suficiente y con información recomendada. Aprender a ver dónde cambia la información y anotarla para contrastarla con tu futura práctica. Contrastar también la información con otros iniciados en la cartomancia. Practicar una vez sintamos que estamos preparados y anotar nuestros fallos y errores en las predicciones que hagamos. Esta es una de las cosas que más ayuda en este sentido, pues nos termina de aclarar cuál es el significado que esa carta nos depara a nosotros, que puede ser la que leíste en un libro, en otro o en ninguno.

Técnica de aprendizaje

No sólo es necesario aprenderse los significados y distinguir bien las cartas, sino dejarse influir por su simbología, sus contrastes y sus imágenes. Para ello una técnica eficaz es realizar ejercicios de relajación, respiración, concentración y asimilación de la lectura. La técnica para aprender el significado de las cartas se basa en una mezcla de memorización (su significado con su dibujo, color y número), observación e intuición. Esas son la clave. Para memorizar algo fácilmente lo mejor es encontrarle la lógica o sacar conclusiones. La lógica en esto de la cartomancia no es la mejor opción, es más recomendable llegar a alguna conclusión valiéndonos de los mensajes pictóricos de las láminas (los dibujos de la templanza, del as de oros...), de sus colores (bastos verdes, oros amarillos, espadas azules...), del mensaje general que ofrecen sus palos (bastos, oros, copas, espadas), o de su numerología (5 de espadas, 5 de oros...). Así llega un momento en el que al ver una carta, inmediatamente podemos relacionarla con su significado.

Antes de empezar con los ejercicios de relajación, es bueno repasar los primeros capítulos de cada libro, especialmente los temas que tratan los conjuntos de los palos (en el caso de arcanos menores) y qué engloba cada uno de ellos (oros, copas, espadas, bastos), qué relación tienen los palos con sus colores, su simbología, la astrología, y numerología. Para los arcanos mayores, también es importante conocer qué relación astrológica tienen o qué representan sus colores y dibujos.

La intuición

La intuición es la percepción clara que se tiene de una verdad, tal como si la estuviéramos viendo. Se puede decir que a través de la intuición percibimos hechos que están fuera de nuestro alcance. Es una capacidad de la mente que surge de un nivel más profundo de inteligencia y que nos permite llegar a resultados acertados basándonos en datos insuficientes. Se puede decir que es una especie de clarividencia que nos permite percibir globalmente, ayudándonos a encontrar rápidas soluciones a nuestros problemas, a conocer a la gente, saber como son a primera vista e intuir qué pueden estar pensando en un momento dado. A veces nos empeñamos en buscar causas lógicas a todo lo que nos ocurre, somos demasiado racionales y no prestamos ninguna atención a esas señales y situaciones que se producen de forma espontánea y que nos quieren decir algo. Esto puede ser debido a que inconscientemente elaboramos unas expectativas que después se cumplen. Parece ser que la intuición está relacionada con lo que denominamos memoria experiencial, es decir, la que se va adquiriendo con el paso de los años y la experiencia. Aunque nosotros no lo recordemos, nuestro cerebro almacena en el inconsciente datos e información, que en un momento dado y sin saber porqué irrumpe en nuestra mente, y es lo que hace que a veces veamos las cosas con tanta claridad y sepamos las consecuencias de tomar una u otra decisión, o seguir un camino u otro. La intuición nos ayuda a descubrir las oportunidades que se nos presenta a lo largo de la vida. capacidad que nos impulsa a arriesgarnos y superar los posibles obstáculos que, en muchas ocasiones, nos impiden seguir adelante y alcanzar una meta.

Consejos para Aumentar tu Intuición

Dedica unos minutos al día a relajarte y reflexionar, intenta centrar toda tu atención en aquello que te interesa y convéncete de que ocurrirá aquello que deseas, o se solucionará lo que te preocupa, de esta forma se activará tu intuición para orientarte y sugerirte el camino a seguir. Utiliza tu imaginación de forma creativa, no olvides que podemos crear nuestras ilusiones y deseos. Deja unos minutos al día para imaginar todos los detalles de aquello que quieres conseguir. Visualiza a través de tu imaginación posibles soluciones a todo lo que te preocupa. No te limites a visualizar lo habitual, ya que a veces las mejores soluciones son aquellas que no hemos tenido en cuenta o no les hemos prestado atención. Presta atención a tu interior, a las señales de tu cuerpo, a los sentidos y reacciones. Piensa que te están queriendo decir algo, intenta descubrir qué es, reflexiona y escucha para captar los mensajes que te están intentando transmitir estas señales. Evita la autocrítica y los juicios negativos, no tengas miedo a los imprevistos y al riesgo, evita las lamentaciones y esa tendencia a pensar que el éxito no depende de uno mismo, sino del exterior.

Evita la autocrítica y los juicios negativos, no tengas miedo a los imprevistos y al riesgo, evita las lamentaciones y esa tendencia a pensar que el éxito no depende de uno mismo, sino del exterior. Presta atención a tus sueños e intenta recordarlos e interpretarlos, ya que mientras dormimos la intuición está más activa y nos puede dar información sobre nuestra situación. Tenemos cierta tendencia a prestar atención a aquello que entendemos, e ignoramos lo que no nos interesa o no consideramos importante. Por consiguiente, tenemos que aprender a mirar el mundo que nos rodea con interés y atención, ya que a veces la clave está en los detalles más insignificantes.

Observa a la gente, interpreta sus gestos, sus reacciones e intenta imaginar e inventar historias sobre la vida de cada uno. Ejercítate en asociar relaciones entre circunstancias, estímulos, respuestas, etc, y las consecuencias que después se producen. No olvidar que todo tiene un significado y que cuantos más datos tengamos, más asociaciones estableceremos y mejor se irá desarrollando nuestra intuición. Evita esa tendencia a tener control sobre todo lo que te rodea, y deja fluir cierta dosis de incertidumbre y sorpresa. Es aconsejable que la intuición se complemente con el pensamiento racional, de esta forma nuestra información será más precisa y la posibilidad de equivocarnos será menor.

Ejercicio de Visualización Creativa

El objetivo de esta técnica de relajación es visualizar aquel aspecto de la vida que te gustaría mejorar o aquello que deseas desde hace tiempo. En definitiva, se trata de pensar en algo que te produzca alegría para sentirla en tu interior mediante las imágenes que la representan. Los 6 pasos RESPIRA PROFUNDAMENTE Sitúate en un lugar tranquilo con ropa confortable. En una posición cómoda, empieza a respirar profundamente. Inhala en cuatro tiempo, detén el aire durante cuatro tiempos más y exhala en otro cuatro tiempos. Repite este mismo proceso un par o tres de veces.

RELÁJATE

Túmbate acompañada por una suave música de fondo (o una canción que te guste, que sea suave). Cierra los ojos, olvídate del mundo exterior y concéntrate en lo feliz que eres en este momento. Nota cómo tus músculos no tienen tensión alguna.

DEJA VOLAR TU IMAGINACIÓN
Con los ojos cerrados, imagina que te encuentras en un lugar que siempre has anhelado, un enclave paradisíaco que te proporcione relajación profunda (una playa desierta, una pradera verde...).

UBÍCATE EN LA ESCENA DESEADA
Imagina que tienes aquel objeto que deseabas, que estás bien con tus amigos o en el trabajo, que has encontrado aquella persona que te hace feliz, imagina lo que deseas que ocurra. Incluye cualquier detalle agradable que te venga a la mente e intenta percibir la voz de la persona o personas -agradables- que aparecen en la escena, o escucha los sonidos que haya en el ambiente imaginado, y suavízalo todo.

MANTÉN LAS IMÁGENES CREATIVAS EN TU MENTE

Mientras se suceden las imágenes de aquello que estás pensando, formula mentalmente frases positivas al respecto: "Qué bien estar otra vez con él, el paisaje es encantador...", "Qué bien haberlo logrado"... Estas palabras son muy importantes para la visualización creativa.

AFIRMA LO QUE TE GUSTARÍA QUE SUCEDIESE

Termina el ejercicio afirmando de manera muy seria: "Esto que yo deseo o algo mucho mejor se está realizando ahora para mí, de la manera más satisfactoria y para el bien de todos". Sigue esta práctica únicamente si te resulta agradable e interesante. Puede el tiempo que quieras (5 minutos, 1 hora, 20 minutos...) pero nunca con prisas. Ejercítate de manera cotidiana y todas las veces que puedas.

Para que sirve el Tarot?

Indudablemente el Tarot sirve para enseñarnos, hacernos crecer como personas, desarrollar nuestras capacidades e incluso convertirnos en magos o "Videntes". Además de estas mejoras espirituales, puede servir para algo tan mundano como adivinar el futuro o pedir a un Tarotista que nos oriente sobre nuestra vida amorosa o profesional. Es imposible conocer con certeza las intenciones de sus creadores originales, aunque nosotros nos mostramos de acuerdo con la Tradición en que es un sistema destinado a la enseñanza humana y esotérica.

El Tarot es un soporte que facilita la visualización de situaciones, desarrolla enormemente la intuición y en último termino despierta la "videncia". Entendemos pues que las propias Cartas de Tarot, en especial sus Arcanos Mayores, son en sí mismas un libro y un autentico y completo "Curso de Magia y Videncia", legado a nosotros por magos medievales (antiguamente se entendía por magia la sabiduría, el conocimiento e incluso lo que hoy consideramos ciencia y tecnología). Según la Tradición se puede aprender a echar las Cartas mediante un maestro, un libro o un cibermedio como es Internet, pero es sobre todo el propio Tarot, concebido como el libro de las infinitas respuestas de los sabios medievales, quien debe enseñarnos a utilizarlo. Si acudimos a sus Cartas con interés y buena voluntad ellas mismas nos enseñaran, si no somos dignos de su mensaje, las Cartas se volverán contra nosotros.

¿Meditación sobre las cartas del tarot?

Para iniciarse correctamente en la lectura del Tarot es preciso meditar sobre cada uno de los Arcanos Mayores, para de ese modo aprenderlos correctamente y abrir las puertas de la mente a sus verdaderos significados. Antes de empezar es conveniente estar familiarizado con los significados que otros vieron en la carta a meditar. Una vez conocidos estos y en un ambiente relajado en el que no pueda haber interrupciones, escogeremos una postura que podamos mantener (tumbados, sentados o en posición del loto de yoga), daremos comienzo a la meditación.

Invertiremos 20-30 minutos con cada arcano. Al principio debemos observar la carta hasta aprendérnosla visualmente, después, con los ojos cerrados la reproduciremos en la mente hasta verla a tamaño natural, intentando captar sonidos, luminosidad e incluso olores. Debemos identificarnos con el arcano hasta sentirnos en el, poseer su sabiduría y aprender su lección. Finalmente nos propondremos retener siquiera una pequeña parte de su conocimiento para así poder usarlo en la vida diaria. Meditando sobre las Cartas puede suceder cualquier cosa, desde quienes no ven nada y se aburren hasta quienes tienen experiencias de desdoblamiento o viaje astral o quienes sueñan después con los Arcanos.

En principio cuanto más real e intensa sea la experiencia mejor. Recomendamos a los principiantes empezar las meditaciones con arcanos "fáciles" como el mago, el emperador si se es hombre o la emperatriz si se es mujer, no empiece por arcanos "peligrosos" como la muerte o el diablo hasta no estar seguros de controlar la experiencia. La preparación mental del tarotista Para lograr sintonizar con las Cartas y obtener buenos resultados con las Cartas del Tarot, el Tarotista debe someterse a una mínima preparación anímica. Por ello antes de leer las Cartas, medite sobre la acción que va a realizar, dejando la mente en blanco y respirando suave y tranquilamente. Mucha gente alcanza la sintonía con las Cartas sentándose junto a ellas y mirando el mazo o el dorso de la primera carta del mazo de Tarot y dejando que la mente fluya durante unos minutos. A muchos tarotistas les ayuda a concentrarse el disponer de una imagen a la que mirar fijamente. La hemos elegido por ser compatible con casi cualquier creencia, aunque si lo desea puede buscar otra como una imagen religiosa, un mineral o simplemente el dorso de las Cartas. Con la práctica estos ejercicios se reducen a breves momentos de relajación, concentración y/o oración, pero nunca deberían dejar de hacerse. Hay Tarotistas que echan directamente las Cartas y las interpretan sin preparación mental previa aunque sus consultas resultan menos fiables. Tarot y videncia

Pocas palabras tienen un significado tan ambiguo, enturbiado además por desinformación marketiniana. Para algunos significa tener "hilo directo con Dios" ver ángeles, a la Virgen o tener alucinaciones de tipo psiquiátrico. Para otros significa sencillamente "acertar echando Cartas". Otros directamente dicen que la Videncia no existe y que todo lo que se le parezca es un engaño, sugestión o hábiles trucos de prestidigitación. No conocemos ninguna institución con autoridad suficiente como para definirla tajantemente, por lo que a la hora de hablar de ella nos basaremos en estudios parapsicológicos (aunque no somos parapsicólogos, algo hemos leído sobre el tema) y sobre todo en nuestra experiencia de años echando las Cartas. La Videncia es sencillamente un grado alto de la intuición que todos tenemos. Así de fácil.

En realidad rara vez "vemos" realmente nada. Generalmente sentimos o presentimos algo presente o futuro, otras simplemente comprendemos, aunque es cierto que algunos Videntes tienen visiones o reciben mensajes que algunos califican de alucinaciones pese a que no puedan explicar porque aciertan en sus predicciones. Todos tenemos intuición aunque algunos rechacen esta idea por aspirar a la racionalidad absoluta desprovista de subjetivismo, pero esta misma intuición nos hace superiores a los ordenadores que frente a la mente humana resultan tontísimos. La intuición puede entrenarse y desarrollarse como cualquier facultad y sin que pueda ser considerado un truco, los datos objetivos ayudan pero no determinan. Esto es lo que hace el Tarot, ejercitar la intuición y servir de soporte a presentimientos o visualizaciones.

Todos tenemos un cierto grado de Videncia (incluso quienes no creen que exista esta facultad) y sea cual sea su grado de intuición, ejercitándose con las Cartas del Tarot, notará que su aptitudes se van desarrollando y al cabo de poco tiempo usted será el primero en sorprenderse con sus aciertos.

PREGUNTAR POR UNO MISMO

El procedimiento para iniciarse en la lectura del Tarot pasa por comenzar consultando preguntas fáciles sobre nuestra propia vida al Tarot, para de esa forma familiarizarnos con él, con los significados de los Arcanos e ir captando ese algo indefinido y quizá paranormal que el Tarot despierta en nosotros. Es importante que los aspirantes a Tarotistas realicen estás prácticas y aprovechen el momento, pues una vez que se domine el Tarot hasta el extremo de echar Cartas a otros no podremos consultar por nosotros. El motivo de que la tradición advierta a los Tarotistas consagrados que no pueden preguntar al Tarot por si mismos probablemente se deba a que tenemos demasiada información y nos afecta personalmente por lo que difícilmente podemos interpretar con objetividad y sí podemos fácilmente obsesionarnos. La forma de empezar a echar Cartas es dejar la mente en blanco y después concentrarse de una forma similar a como se hace en las meditaciones, pensando en la pregunta que realizamos, barajando y haciendo una tirada sencilla sobre la cual volvemos a concentrarnos. Por concentrarse no debe entenderse ponerse rígidos forzando la mente sino por el contrario relajándonos y liberándonos de todo pensamiento ajeno a la Consulta y las Cartas. Desconecte teléfonos, móviles y timbres antes de empezar para evitar nefastas interrupciones.

En cuanto a la interpretación dispone debe tenerse en cuenta que el Tarot no es un ejercicio memorístico sino que consiste en obtener significados de nuestra propia intuición. Los significados que vieron otros son válidos al principio pero debemos buscar los nuestros propios (de todas formas suelen coincidir bastante). También es importante ser prudente en las interpretaciones, los principiantes suelen encontrar significados trágicos o morbosos a las láminas como muertes en la familia, enfermedades, locura, etc que además de erróneos resultan perjudiciales para la persona. Todos nos equivocamos, en especial al principio y el aspirante a Tarotista debe ser prudente y moderado, ir reconociendo sus aciertos y errores para conseguir captar la medida de su baraja y por medio de la retroalimentación conocer sus capacidades y poder llegar a echar Cartas a otros. aprenda a echar las cartas, aprenda los arcanos. Para iniciarse correctamente y llegar a leer el Tarot es preciso practicar mucho con él y es necesario algo de aptitud innata, pero sobre todo interés. El Tarotista deberá conocer bien las Cartas y recordar de memoria sus significados y las combinaciones que forman las Cartas.

Aunque es cierto que la primera impresión que dan las Cartas es importante y es cierto también que cada Tarotista suele encontrar sus propios significados a las Cartas, eso no significa que sistemáticamente pueda inventarse sus significados. Antes de echar Cartas a otros sintonice con su baraja y conozca por lo menos los significados de los 22 Arcanos Mayores. Al principio cuando se estrena una baraja lo mejor es observar los Arcanos con atención sin intentar adivinar nada, solamente intente captar algo. La siguiente vez, con un Arcano delante lea o relea sus significados en la tabla o libro que usted siga, mire si estos van con usted o asígneles significados propios. Repita este proceso con los 22 Arcanos del Tarot. Hay quien fotocopia los Arcanos mayores y escribe sobre ellos los significados, aunque suele dar mejores resultados intentar memorizarlos y tener a mano una tabla "chuleta" como la que publicamos en Significado Arcanos Mayores. Más adelante con la tabla de significados a mano pero no a la vista haga tiradas a 1, 2 ó 3 Cartas, tanto preguntando a las Cartas como sin preguntar, a ver que le van diciendo, pero recuerde que sólo está haciendo un ejercicio educativo, no se tome por ahora muy en serio su mensaje. Repita estos ejercicios hasta que sea capaz de hacer una consulta a un amigo. Puede tener la "chuleta" cerca, pero vaya abandonándola poco a poco. También ayuda a sintonizar con las Cartas y a aprender sus significados hacer meditaciones con el Tarot. Barajar y echar las cartas. Como en muchas otras facetas, el Tarot se caracteriza por su diversidad e individualismo por parte del Tarotista, por lo que no hay una forma establecida e inmutable de barajar y echar cartas, sino infinidad de sistemas, algunos opuestos entre sí. En cualquier caso recomendamos probar varios estilos de barajar y echar cartas y quedarse con el que funcione mejor. Básicamente el ritual incluye :

Barajar (remover las cartas). Cortar (repartir la baraja en varios montones). Distribuir las cartas sobre la mesa según el sistema de tirada elegido. Interpretarlas. Se puede barajar, cortar y echar el Tarot como uno quiera, pero sólo hasta encontrar una forma de barajar y tirar las cartas que nos vaya bien. A partir de entonces, ese será nuestro ritual propio.

1. BARAJAR: Hay muchas formas de barajar y tirar cartas : Los profesionales suelen utilizar Arcanos Mayores del Marsella y/o toda la baraja Rider (Waite/Smith), además leen las cartas al derecho y al revés, por lo que hacen girar las cartas boca abajo sobre una mesa , en el sentido de las agujas del reloj o mejor entre las 2 manos. Después barajan como en cualquier juego de cartas y hacen un corte final, dando a elegir al Consultante entre 2 ó 3 montones (algunos llegan a los 7 o más montones). Con Barajas más abstractas como mezcla de Arcanos Mayores y Menores de Marsella, Tarot Crowley o Baraja Española, es más difícil leer al derecho y al revés, por lo que no suelen hacerse girar y sencillamente se bajaran como si fuéramos a jugar al Póquer o Mus, aunque también pueden leerse invertidas y hacerlas girar sobre sí mismas.

2. CORTAR: Antes de distribuir las cartas sobre la mesa debemos cortar la baraja. Hay muchas formas de hacerlo. Algunos Tarotistas dejan al Consultante tocar las cartas (para que conecten mejor las cartas) mientras que otros jamás lo permiten (para protegerse a sí mismos y a las cartas), por lo que se limitan a hacer varios montones sobre le mesa y le piden al Consultante que elija uno. También hay polémica sobre si se debe contar con la mano derecha o la izquierda. Se suele considerar que la mano izquierda es la mano del corazón, de los sentimientos y que la derecha es la mano de la racionalidad. Algunos Cartomantes hacen cortar a los hombres con la derecha y a las mujeres con la izquierda. Dado que no hay un criterio unánime, le recomendamos probar de todas las maneras y elegir aquella con la que se sienta más cómodo o bien dejar al Consultante que se exprese libremente y corte como desee.


3. DISTRIBUIR LAS CARTAS: Una vez barajadas y cortadas, colocaremos las cartas sobre la mesa según el sistema de tirada elegido. Generalmente se colocan las cartas boca abajo sobre la mesa y se pide al Consultante que las destape o que señale la carta a destapar, aunque otros directamente van formando las tiradas con las cartas boca arriba, a la vista. Algunos Tarotistas no usan tiradas establecidas (ni siquiera por ellos mismos) y hacen tiradas libres como por ejemplo ir leyendo las cartas según se van sacando del montón o ir formando 3 montones que van leyendo según el Consultante va haciendo preguntas. También los hay que sólo leen una carta de cada 7 del montón cortado u otros que piden al Consultante formar una figura libre con las cartas sobre la mesa (con los naipes boca abajo o boca arriba), como si de un test proyectivo se tratase. En este último caso es recomendable que la figura que forme tenga una carta central que resuma la lectura (pirámide, margarita, cruz, etc).


Practicando con las cartas.


Para aprender las cartas, familiarizarse con ellas e ir "viendo algo", le recomendamos que ponga dos o más cartas sobre la mesa (al azar o escogidas) y vaya buscando significados combinados sin hacer ninguna pregunta al principio y más adelante pregunte algo un poco concreto y busque significados combinados que puedan servir de respuesta a la pregunta previa.


Ejemplos : TEMPLANZA + ESTRELLA invertida pudieran significar :


Tener calma ante pequeñas adversidades. Acuerdo medio beneficioso. Armonía pese a la imperfección. Equilibrio de fuerzas contrarias. Encajar bien la desilusión. Si hiciéramos preguntas antes de la tirada, estas pudieran ser junto con sus respuestas :


¿ Me quiere ? Sí, y las Cartas presagian relación estable pese a que la armonía no será perfecta, por caracteres contrarios. ¿ Tendré trabajo ? Sí y no será excesivo, aunque tampoco la mejor época posible.


¿ Mejorará mi estado de ánimo ? Sí y sobre todo llevará mejor la vida, aunque tampoco alcanzará la plenitud. EMPERATRIZ + DIABLO Invertido + MAGO pudieran significar : Creatividad pese a la adversidad. Creación o fecundidad o mando obstaculizados por mala gente. Las envidias no impiden brillar a una joven. Mujer que se crece ante la adversidad. Viene buen trabajo para una mujer. Envidia. Las preguntas y respuestas pudieran ser :



¿ Encontraré el amor ? Sí, (si la consultante es mujer joven), comenzará o avanzará mucho una relación con persona interesante, aunque intentará meterse gente envidiosa de por medio, como familia, amigos, etc. Posibilidad de embarazo.

¿ Me contratarán en un determinado empleo ? Seguramente y es un buen trabajo, aunque habrá envidias. ¿ Mejorará mi economía ? Probablemente, tendrá un desahogo y un buen momento vital, aunque habrá que tener cuidado con la gente alrededor. Cuantas más combinaciones practique mejor, pero no se tome muy en serio las respuestas que le den las Cartas, se trata sólo de un ejercicio para aprendérselas e ir familiarizándose con ellas. Con la práctica será capaz de hacer consultas en serio y echar las cartas a otros.



El tema del pago. buenos y malos augurios.




En cuanto al tema del pago, desde tiempos muy antiguos se ha considerado de mal fario para el Consultante no pagar la Consulta. Si es usted un profesional debe cobrarle la tarifa estipulada, si es aficionado aprenda a echar Cartas con otros y no cobre hasta que no se vea suelto con las Cartas y sus Consultas tengan un mínimo de calidad, pero a partir de entonces, será un buen presagio tanto para usted como para el Consultante, el recibir algún tipo de pago por la Consulta, aunque sea un pago simbólico (una moneda o billete de poco valor, un regalo, una invitación a algo, etc. Se trata de propiciar el intercambio, el flujo de dar y recibir. Hay muchos Tarotistas atentos al tema de los buenos y malos augurios durante la Consulta mientras que otros no hacen de ellos ningún caso. De todas formas son tradiciones muy antiguas, así que hemos decidido enumerar los más conocidos : Malos Augurios : En general deben evitarse las interrupciones.

Las cartas invertidas

La inversión de una carta no negativiza su significado, tan sólo lo transforma. Implica simplemente un aumento de los contenidos. Si hay 56 cartas, al utilizar el derecho y el inverso de cada lámina, se duplican sus mensajes. Muchos cartomantes no son partidarios de las inversiones, por cuestiones de pura preferencia. Sin embargo para otros resulta mucho más efectiva la interpretación utilizando las cartas al derecho e invertidas. En principio, se pueden aprender los significados de cada palo al derecho y después invertido. Con esto el aprendizaje se complica pero para muchos merece la pena.

El significado de una carta invertida no es el opuesto a su significado al derecho, simplemente es otro significado más, que a veces coincide en que es el opuesto, lo negativo o el aumento del mensaje que la carta tiene al derecho. Hay cartas en la Baraja Española que no se consideran invertidas porque su dibujo permanece idéntico tanto al derecho como al revés. Si tienes cualquier otra baraja en la que hay dibujos que no se diferencian puestos del derecho o del revés, considera dichas cartas siempre derechas, a no ser que en la información específica de esa baraja se te informe sobre esto. Así pues, dentro de la Baraja Española hay una serie de cartas en las que no se distingue en absoluto cuándo están invertidas y otras en las que ver la inversión se complica pero se puede apreciar. A continuación se especifican cuáles son tanto unas como otras.



Tipos de tiradas

La base primordial de las tiradas es formular muy concretamente la pregunta y concentrarse fuertemente en ello. La base del éxito de una tirada es la intuición y las habilidades del cartomante a la hora de interpretarla. En las tiradas juegan un papel muy importante la intuición y el análisis, primero a nivel general y luego profundizándola. A nivel general deben observarse los palos que predominan (oros, copas...), el número aproximado de cartas invertidas y derechas (si es que se utiliza la inversión), las figuras que aparecen... Para profundizar habría que analizar cada significado de cada carta, de manera individual y conjunta, su lugar en la tirada, las combinaciones...etc. Pueden seguirse las tiradas indicadas en los libros o diseñar nuevas a gusto personal. Sin embargo, para los principiantes es mejor no aventurarse comenzando a inventar tiradas, pues puede dar lugar a complicaciones y que surjan aún mayores dudas a la hora de interpretarlas. (mas adelante pondremos las tiradas diferentes y metodos)



Forma de barajar


Se baraja de manera normal (no importa la cantidad de veces a menos que el adivino lo indique así) mientras se concentra el consultante en la pregunta o asunto de su tirada. Se coloca el mazo sobre la mesa y el consultante posa su mano izquierda sobre el mazo y lo parte según sea la tirada y el adivino. Una vez hecho esto, se procede a tirar las cartas. Para empezar a practicar No basta con aprenderse los significados de las cartas, también debes saber RECONOCER la carta que aparece en tus manos, debes haberla observado detenidamente cada vez que leíste su significado. Esto es extensible también para aquellos que quieran interpretar una tirada, no sólo para echar. La consulta Los problemas que queráis hacer llegar a un cartomante tienen que presentársele con toda sinceridad, sin mentirle o someterlo a trampas con la intención de medir su potencialidad. Los rituales varían según el cartomante al que consultes, y hay costumbres distintas en cada uno de ellos. Sigue sus indicaciones. Evita presionar al cartomante con interrogantes sin fin. El destino no cambia por acosar a las cartas ni a quien las echa.

Consagración del Mazo de Cartas del Tarot.

Para afrontar la responsabilidad de una consulta es muy importante saber en profundidad el significado de los arcanos mayores y menores ya desarrollados en este curso, consagrar las cartas pasándolas por el humo del incienso ayuda a purificar las intenciones de quien las usa, también se consagran poniéndolas un rato al sol. Pero para efectos de este curso realizaremos una consagración más profunda cuyo procedimiento es el siguiente.

Elementos para la consagración:

1.- Un mazo o deck nuevo de un Tarot de Marsella o Ryder. Tienes que elegir el tarot con el que mas te identifiques. O cualquiera de los tipos de Tarots en el mercado.
2.-Un vaso de agua que representará al elemento aire.
3.-Una varita o cono de incienso del que mas te agrade, de preferencia almizcle.
4.-Cerillos de Madera.
5.-Una vela.
6.-Un platito con sal.
7.-Un mantel blanco.

Tomate una ducha o lávate muy bien las manos antes de empezar el ritual. Extiendes el mantel blanco en una mesa de madera o en el piso. Acomodas la vela, el agua, el incienso y la sal en medio del mantel a lo ancho. Enseguida abres tus cartas con mucho cuidado, las colocas sobre el mantel. Tomas la primera carta y le soplas por arriba y por abajo. Así haces con las 78 cartas y las vas poniendo en orden nuevamente. Después la pasas sobre la flama de la vela igual por arriba y por abajo, e igualmente con el humo del incienso. Siempre acomodándolas una sobre la otra. Después las acomodas una por una extendidas por todo el mantel en hileras de diez cartas. Entonces dirás la siguiente oración:

“Yo (Dices tu nombre y apellidos), consagro y confío estas cartas al fuego, al aire, al agua y a la tierra, para que representen el universo y expresen únicamente lo Verdadero”

Después de esto juntas las cartas otra vez en orden para hacer el mazo y las colocas en alguna parte de tu casa donde le de la luz de la luna y las dejas serenar toda la noche. Ahora ya tus cartas estarán listas.

Guardarlas en una bolsa de tela o en caja de madera mantiene su pureza y protección de las mismas. Es también menester familiarizarse a fondo con ellas como si fueran un objeto íntimo y personal (de hecho lo son).

Preparación.


El tarotista debe usar ropas claras que favorezca la refracción de cualquier energía nociva que entorpezca el natural desenvolvimiento de la consulta. Es también fundamental predisponerse positivamente con una armonización personal que puede ser una relajación, meditación o centrado ayudándose si lo necesita con una música suave, un sahumerio o una visualización agradable y placentera. Se debe tener en cuenta la importancia de un ambiente propicio para efectuar la consulta donde podamos prever ruidos molestos o que enturbien el clima generado como ser el teléfono, animales o niños que juegan, crear un ambiente de calidez con una luz tenue y agradable para favorecer así una lectura relajada y fluida sin estridencias de ningún tipo.


La incorporación de objetos, como ser, talismanes, amuletos o imágenes que estimulen la tranquilidad y la mirada positiva son muy recomendados (un ángel, una pirámide, un cuarzo, etc.). Utilizar un tono de voz medio y placentero a quien lo escucha posibilita la apertura emocional del consultante creando así una atmósfera contenedora que permite el fluir de esas emociones naturalmente. Cuando hablemos de circunstancias desfavorables para el consultante es importantísimo aportar “puertas de salida” de esas situaciones, como para que comprenda que ningún mal puede ser eterno y que todo circula en el río de la vida, que a un tiempo de malestar le corresponde un tiempo de bienestar.

Elementos.


1.- Una franela de 1.5 m de largo.
2.- Una vela dependiendo del color zodiacal del consultante.
3.- Un vaso liso lleno de agua hasta la mitad.
4.- incienso que más te guste preferiblemente de almizcle.
5.- Cerillos de Madera.
6.- Esencia de Almizcle o de Abre camino.

Procedimiento.


Antes que todo tienes que estar tranquilo, porque si haces la lectura en un estado de ansiedad o nerviosismo los resultados se alteran. Igualmente tienes que mantener una actitud objetiva e imparcial al momento de tirar las cartas.

El punto de vista bíblico

¿Son los sueños mensajes de Dios?

SE DICE que la invención de la máquina de coser se basó en un sueño del inventor Elias Howe. Mozart afirmó que muchas de sus composiciones musicales se originaron en sus sueños. El químico Friedrich August Kekulé von Stradonitz también dijo haber descubierto la estructura de la molécula de benceno del mismo modo. Estos casos no son excepcionales. A lo largo de la historia, muchas culturas han atribuido los sueños a las fuerzas sobrenaturales. En algunas se tiene la creencia de que es tan real lo que ocurre en los sueños como lo que sucede cuando la persona está despierta.

La Biblia contiene varios relatos que presentan los sueños como importantes fuentes de información: una forma de comunicación divina (Jueces 7:13, 14; 1 Reyes 3:5). Por ejemplo, Dios se comunicó con Abrahán, Jacob y José mediante sueños (Génesis 28:10-19; 31:10-13; 37:5-11). El rey babilonio Nabucodonosor tuvo sueños proféticos procedentes de Dios (Daniel 2:1, 28-45). En vista de ello, ¿hay razones válidas para creer que hoy día algunos sueños también pudieran ser mensajes divinos?

Sueños que provienen de Dios

Los sueños inspirados por Dios que se mencionan en la Biblia siempre tuvieron un motivo específico. Es cierto que a veces la persona no entendía inmediatamente su significado. En muchos casos, sin embargo, el propio “Revelador de secretos” lo explicaba para que no hubiera ninguna duda (Daniel 2:28, 29; Amós 3:7). Los sueños procedentes de Dios no eran vagos ni incoherentes como suelen ser los sueños normales.

A veces, Dios utilizó los sueños para proteger a personas clave en la realización de Su propósito. Quienes tuvieron tales sueños no fueron necesariamente siervos de Él. Por ejemplo, los astrólogos que visitaron al niño Jesús no regresaron a Herodes, que tenía intenciones asesinas, aunque este les había dicho que volvieran. ¿Por qué no regresaron? 21Porque recibieron una advertencia en un sueño (Mateo 2:7-12). Tal proceder dio a José, el padre adoptivo de Jesús, suficiente tiempo para huir a Egipto con su familia en obediencia a la dirección que él también recibió en un sueño, y así se salvó la vida del niño (Mateo 2:13-15).

Siglos antes, un faraón egipcio soñó con siete espigas llenas de grano y siete vacas gordas en contraste con siete espigas delgadas y siete vacas flacas. José, con la ayuda divina, interpretó correctamente los sueños: Egipto tendría siete años de abundancia, seguidos por siete años de hambre. Saber esto por anticipado permitió a los egipcios prepararse y almacenar comida, lo cual desempeñó un papel decisivo en la preservación de los descendientes de Abrahán y en su traslado a Egipto (Génesis, capítulo 41; Gé 45:5-8).

El rey babilonio Nabucodonosor también tuvo un sueño, en el que se profetizaba el ascenso y la caída de las futuras potencias mundiales que tendrían un efecto directo en el pueblo de Dios (Daniel 2:31-43). Más tarde tuvo otro sueño que predijo su locura y su posterior restablecimiento. Dicho sueño profético tenía un cumplimiento mayor: señalaba el establecimiento del Reino mesiánico mediante el cual Dios cumpliría su voluntad (Daniel 4:10-37).

¿Qué puede decirse de hoy día?

Es verdad que Dios se comunicó con ciertas personas mediante sueños. Sin embargo, la Biblia indica que tales casos eran poco comunes. Los sueños nunca fueron la forma principal de recibir comunicación divina. Hubo numerosos fieles siervos de Dios que nunca recibieron mensajes divinos mediante sueños. El que Dios utilizara este medio para comunicarse con el hombre puede compararse con el hecho de que dividiera las aguas del mar Rojo. Sabemos que lo hizo una vez, pero no es la manera normal como Dios trata con su pueblo (Éxodo 14:21).

El apóstol Pablo admitió que, en su día, el espíritu de Dios obraba en sus siervos de muchas maneras extraordinarias. Él dijo: “A uno se le da mediante el espíritu habla de sabiduría, a otro habla de conocimiento según el mismo espíritu, a otro fe por el mismo espíritu, a otro dones de curaciones por ese único espíritu, a otro operaciones de obras poderosas, a otro el profetizar, a otro discernimiento de expresiones inspiradas, a otro lenguas diferentes, y a otro interpretación de lenguas” (1 Corintios 12:8-10). Aunque no se mencionan específicamente los sueños inspirados por Dios, parece ser que algunos cristianos los recibieron como uno de los dones del espíritu, en cumplimiento de Joel 2:28 (Hechos 16:9, 10).

Ahora bien, el apóstol dijo lo siguiente de estos dones especiales: “Sea que haya dones de profetizar, serán eliminados; sea que haya lenguas, cesarán; sea que haya conocimiento, será eliminado” (1 Corintios 13:8). Todo indica que entre los dones que ‘serían eliminados’ figuraban las diversas formas de comunicación divina. Tras la muerte de los apóstoles, Dios cesó de impartir tales dones especiales a sus siervos.

Los especialistas de hoy día siguen tratando de entender el proceso de soñar y si este desempeña una función práctica. La Biblia no dice nada al respecto. Sin embargo, a los que insisten en buscar revelaciones divinas en sus sueños, sí les da una advertencia. En Zacarías 10:2 dice: “Los practicantes de adivinación, [...] sueños que nada valen es lo que siguen hablando”. Dios también condena la búsqueda de agüeros (Deuteronomio 18:10-12). De ahí que los cristianos de la actualidad no esperen recibir guía divina en sus sueños, pues no los consideran más que un proceso natural que sucede mientras se duerme.

El tarot es una herramienta muy especial, sus arcanos se conforman por diversos símbolos que compartimos en el inconsciente de toda la humanidad. Arquetipos que tienen la capacidad de influir en la mente para entender mejor nuestra realidad.

MISIÓN

Dar a conocer el uso del tarot como un método terapéutico desde una perspectiva psicológica basada en el conocimiento arquetípico del inconsciente colectivo y su influencia en nuestro pensamiento.

TAROT TERAPÉUTICO

Una metodología para la intervención del bienestar integral del SER donde un Taroterapeuta utiliza su conocimiento sobre los arcanos para guiar al consultante en la búsqueda de respuestas que le permitan entender su mente y la sincronicidad existente en el universo.

VENTAJAS

Nos muestra otra perspectiva de las cosas.Reprograma el pensamiento al cambio.Analiza soluciones ante diversas problemáticas.Desarrolla la creatividad.

en verdad es un lenguaje arcaico de autoconocimiento y sanación.

Abordarlo nos obliga a resignificar cómo hemos armado nuestras creencias sobre el tiempo y donde ubicamos el futuro.

El Tarot invita a rever y a cuestionar la idea de un tiempo lineal. Pensamos al futuro como algo que está “más adelante” y que por tanto, aún no se ha manifestado. Tenemos modos inexactos de entender al tiempo. El Tarot simboliza al futuro como un presente para una conciencia que todavía no ha llegado a iluminarlo, el “clima” futuro está en la próxima curva a la que aún no hemos arribado. Para facilitar la comprensión de este modo cíclico de percibir el tiempo podemos realizar un paralelismo con el espacio físico. La humanidad, durante muchos siglos, creía que la tierra era plana, y si bien ahora ya sabemos que nuestro planeta es circular y móvil, en la cotidianeidad nos movemos en una realidad que la organizamos plana y quieta. Sólo cuando accedemos a una mirada alejada de nuestro planeta recordamos que el mundo es circular y está en constante dinamismo. Algo similar sucedería con el tiempo, lo imaginamos lineal, recto y pre determinado mientras que el tarot lo sugiere circular, espiralado y resginificable según la conciencia que lo transita.

Las imágenes de Tarot –impregnadas de historias de vida humana- facilitan el diálogo entre nuestros aspectos racionales conscientes y nuestro mundo emocional inconsciente, no ya para la predicción de acontecimientos sino para una toma de conciencia sobre nuestro propio ser. Comprendernos es comenzar a aceptarnos. Sus cartas nos enfrentan a nuestros miedos personales y vinculares y nos brindan herramientas para resignificarlos. Esta senda de auto conocimiento ya ha sido escrita por millones de humanos que nos precedieron en su propio anhelo de auto descubrimiento. El Tarot es un modelo del Universo no intelectual que responde a una construcción simbólica colectiva y propone “hacerse cargo” del propio destino, invitando a madurar y a resignificar nuestra historia, transfigurando así nuestra existencia.

El encuentro con el Tarot debería llevarnos a conectar con una realidad  menos cargada de surcos predecibles. Su lectura lejos de ser una adivinanza nos revelará aquello que desconocemos de nosotros mismos. Con sus cartas abrimos la propia historia y descubrimos patrones repetitivos y actitudes nocivas que probablemente ya no necesitamos. Reconociéndolas podemos modificarlas. Así, en consulta, el misterioso simbolismo del Tarot nos regala la posibilidad de florecer y sanar nuestra propia historia.

Sus cartas comprenden nuestro relato de vida desde un lugar más abarcativo, resignifican nuestra historia, superando la dramática fábula personal y aportan una mirada más inclusiva y compasiva de nosotros mismos. Su profundo simbolismo reordena nuestras proyecciones para convertirnos en un individuo distinto del que creíamos ser, nos dispone a un presente más consciente y nos brinda herramientas para generar un futuro más saludable del que teníamos antes de la entrevista. Sus cartas sugieren el significado de nuestras experiencias. El Tarot nos desafía a rescatar de forma “racionalmente entendible” toda la emocionalidad que provocan sus imágenes, para ponerlas al servicio del consultante y proporcionarle herramientas para resolver los desafíos presentes y futuros. El Tarot advierte sobre el “clima” a transitar y “mapea” el recorrido para ayudarnos a transitar de modo más consciente cada etapa. El tarotista opera como un “meteorólogo”, capta climas y advierte períodos que se avecinan. Tal como conocemos los ciclos de la tierra, podremos predecir que en la próxima primavera comenzarán a brotar las flores y dejara de hacer frío. Pero no podremos saber si sabremos aprovechar ese momento o quedaremos excesivamente identificados con el ciclo invernal, sin lograr actualizarnos a lo que la vida propone para este nuevo tiempo.

El Tarot nos recuerda que todos tenemos deseos y miedos muy similares y que tan sólo varían los escenarios y los nombres de los actores. Al percibir la unicidad del destino humano puede brotar una unión y compasión hacia nosotros mismos y hacia los otros desprovista de prejuicios o sentencias. El Tarot nos habla directo al corazón con imágenes liberadoras antes que dictaminantes o deterministas. Ya no interesa tanto como solucionar tal o cual situación estrictamente personal, sino comprender el aprendizaje que cada experiencia trae a nuestra vida.

¿Puede el Tarot servir para adivinar el futuro de una persona?


El Tarot ejerce una profunda atracción en todos aquellos que las contemplan y que hace inolvidable la primera vez que le fueron «echadas». No importa que la mayoría de la gente exprese su falta de convicción y su carencia de fe en las profecías de los naipes. Cuando un mazo deTarot aparece, todo el mundo rodea a la persona y todos quieren ser el próximo en conocer su destino.

El Tarot, con su simbología, despiertan el espíritu y la mente del «lector», sacando del subconsciente del consultante multitud de angustias y temores que se encuentran latentes en él. Es innegable que las cartas cuentan con un poder escondido para aflorar revelaciones ocultas de nuestra vida, y muy posiblemente no existan palabras para expresar toda la sabiduría implícita delTarot .

En las cartas del Tarot se recogen todas las posibilidades de conducta; sería en este sentido un compendio de los manuales mnemotécnicos que se usaron en la antigüedad como ayuda de memoria. De esta forma las cartas del Tarot reflejan pautas de conducta que abarcan todas las situaciones que se pueden producir en la vida de una persona. Al tirar lascartas del Tarot, se agrupan y aparecen posibilidades concretas que, por lo general, son distintas para cada persona.

Según el método empleado, hay oportunidades en que una o varias cartas siempre le salen a una persona, revelando su carácter o un aspecto particular de ésta.
¿De dónde surge esta habilidad?

Puede que esté implícito en las cartas del Tarot o puede que sea el lector quien imponga, mediante el Tarot , su propia solución.

En este sentido lo importante es la persona que lee o interpreta el Tarot u otros oráculos sea sólo un intermediario entre la sensibilidad y la experiencia de una personas.

La interpretación varía según la percepción de la persona que lo lee, del estado psicológico del momento por lo que cada lectura de Tarot es personal e intransferible.

El Consultante tiene que estar comodo, concentrado, en silencio y con gran serenidad.

Al empezar una lectura, es importante relajar la mente para que pueda abrirse a los mensajes que transmiten los símbolos que se hallan graficados en del Tarot.

Formación en Tarot
Informes e inscripciones

[ Pagina Principal ]
[ Página en Facebook ]

Image32797
+595985171813
angelloveron@gmail.com

www.angello.xtgem.com
© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
Paraguay - 2016

SALAS DE CHAT Y OCIO